miércoles, 20 de septiembre de 2017

MALA UVA. MENTIRAS Y FALSEDADES SOBRE EL VINO

Cuántas veces hemos oído que el mejor vino que hay es de La Rioja y que si es gran reserva mejor que mejor, que el tinto es el perfecto para acompañar todas las comidas, que si una vez abierto lo metemos en la nevera no se estropea… ¿pero es verdad todo esto? Rotundamente no.

Existen unas cuantas leyendas sobre esta bebida que son totalmente falsas.


Veamos algunas mentiras y falsedades sobre el vino.


  • El mejor es el Rioja o Ribera del Duero. No cabe duda de que en estas zonas se producen unos vinos espléndidos pero no necesariamente son siempre los mejores. Tenemos una variedad de regiones que producen vinos excelentes, perfectamente equiparables a estos. Si damos una oportunidad a estas otras denominaciones de origen nos llevaremos más de una sorpresa agradable.
  • Mejor un gran reserva. Todo depende del momento. Hay vinos jóvenes de muy alta calidad que pueden aportar una frescura y un sabor que un vino más viejo no podría darnos. Es mejor decir dependiendo de la ocasión un vino es más conveniente que otro.
  • Sólo los caros son buenos. Esta es otra de las mentiras sobre el vino. No hemos de dejarnos engañar. Por precios módicos hay vinos que ya quisieran otros más caros y que dependiendo del momento pueden estar a la altura de otros con mayor precio.
  • Donde esté un chato de vino… El vino siempre está mejor en una copa adecuada. Las copas están diseñadas para sacarle el mayor partido al vino. Su estructura es ideal para poder disfrutar no solo del sabor sino también de los aromas, además de ayudar a una correcta oxigenación y temperatura del producto. Por favor, huyamos de las copas de colores o con florecillas.
  • El tinto para todas las comidas. Una buena elección del vino puede mejorar notablemente el sabor de una comida. En ocasiones el vino adecuado será el tinto y en otras el blanco, a veces irá mejor un joven, otras veces un reserva. Generalmente si servimos un arroz le irá bien un blanco ligero y si lleva carne, un tinto joven. Si servimos un pescado será una buena elección una copa de blanco, será suave si es pescado blanco y con cuerpo si es azul. Si es una carne, un tinto joven para las suaves y uno con cuerpo para las potentes. No es una regla matemática, pero por lo general funciona.
  • El vino solo en botella. Los mejores vinos siempre están en botella, con corcho natural y adecuado al tipo de contenido que guarda, pero esto no quiere decir que todos los vinos que encontramos en otro recipiente sea malo. Hay vinos más que aceptables en envases al vacío u otros que pueden darnos sorpresas. Todo es ir probando.
  • El vino mejora con el tiempo. El vino tiene un proceso y una vez embotellado no se convierte en otro. Es decir, un joven embotellado no se convierte en reserva por tenerlo guardado en un armario. Es más, una vez embotellado el vino tiene un tiempo de consumo determinado. Cuando se embotella se cierra con un corcho de un tipo u otro dependiendo de si se va a consumir pronto o se va a almacenar.
  • En la nevera no se estropea. En el momento que abrimos el vino comienza un proceso de oxidación que no se puede detener. Es cierto que en la nevera se va a conservar un poco mejor pero como mucho ayudará a que aguante unos días más en condiciones aceptables.

Más mentiras y falsedades sobre el vino.

  • Pedir las variedades internacionales y pasas de las autóctonas.
  • Pensar que el rosado no es un vino de calidad.
  • Hacer ruido al abrir la botella
  • Los sacacorchos grandes y ortopédicos
  • Intentar encontrar todos los aromas citados en la contraetiqueta
  • Si el vino no tiene tapón de corcho quiere decir que no es bueno.


Ana Blanes Martín-Portugués
Responsable comunicación y RRSS Chato Grato